Oriundo de Santa Rosa Estado Barinas, el cielo llanero escucho por primera vez la magia de su voz en el llanto de su nacimiento un 05 de Diciembre; el cuarto hijo de una generación de ocho hermanos criados entre el calor del fogón, la frescura de la sabana y envueltos en la calidez del más puro amor de sus padres; inquieto, forjador, perseverante y noble, se desarrolla entre el frescor de los ríos y caños, su distracción principal fueron sus juguetes elaborados a mano junto con el cantar y la ejecución impecable del cuatro llanero; hasta en el descanso diario en su campechana su mente siempre produjo hermosos versos acompañado del sonido del campo, difundiendo sus pensamientos y su mayor condición “la sencillez”;  su adolescencia y su ímpetu de ser grande lo motivan a salir de su lar a conocer mundo; así llega a Maracay entre tropiezos y aciertos con mucha dificultad en la subsistencia entre la idiosincrasia del centro, pero siempre incansable soñador del éxito, logra desboronar las paredes del anonimato cuando la calidez de su canto y el inigualable tono de su voz llega a los oídos de los productores y promotores del genero llanero; estos con asombro perciben de inmediato el talento innato que envolvía un fraseo “diferente”, agradable e innovador; es ahí donde logra su primera producción discográfica “Cimarrón” auspiciada por el sello “top hits”, paso firme que lo ha llevado a la realización de  19 discos cargados con un sin número de éxitos aclamados por el público y destacados en la cartelera nacional de manera consecutiva tales como “Ella o él”, “A quien no le va a gustar”, “como no voy a decirlo”, “la diosa y el pecador”, “quisiera ser”, romance quinceañero”, entre otros, ocupando los primeros lugares de sintonía y atención en todos los medios de comunicación, hecho este nunca antes alcanzado por artista alguno en este renglón; el canto llanero logra traspasar por primera vez las fronteras en su prestigiosa voz interpretando el tema “enfurecida” en el Festival Iberoamericano de la Canción (OTI); hecho sin precedentes que lo catapultan a la consolidación de su sueño más anhelado; sin embargo sus ideales siguen en aumento superando todos los records de presentaciones en vivo; mas de tres millones de discos vendidos en el país, todos los galardones que Venezuela otorga a cantante alguno; su carisma en  escena y la aceptación arrolladora de su público lo han llevado a formar parte del elenco de artistas en prestigiosas producciones televisivas incluyendo sus canciones como temas principales en telenovelas exitosas que se han transmitido en más de veinte países como: “pura sangre”, “Volver a vivir”, “La distancia y tu”, entre otras; su capacidad para mover masas, su condición de llegar a los corazones de diferentes generaciones (niños, niñas, adolescentes, adultos y ancianos) sin distinción alguna más que el deseo de alegrar y recrear el alma; lo han consagrado como un artista único dentro del pentagrama musical venezolano; sus cualidades vocalisticas no conocen limitaciones; a interpretado géneros como la gaita zuliana, el vallenato que es el género musical popular de nuestro hermano país Colombia, una producción discográfica en el género de la balada romántica, musicales con orquesta sinfónica y presentaciones en lugares donde jamás se había escuchado la música llanera (teatros, universidades, escuelas, medios televisivos entre otros);  figura publicitaria en innumerables eventos y productos corporativos de audiencia y consumo masivo;  logrando ser el cantante llanero con mayor proyección internacional en la actualidad. Luis Silva “el barines de oro” hoy en día convertido en el estandarte más representativo del canto llanero, figura nacional que realza el sentimiento folklórico y que transmite en sus canciones los sentimientos más puros y nobles del ser humano… “la alegría y el amor”